ORLANDO 6/12 TODOS SOMOS VÍCTIMAS DEL ODIO

Verónica del Castillo

17 junio, 2016

El color rojo quemado de las manchas de sangre que vi en la acera frente al Orlando Regional Medical Center por los heridos arrastrados que aún llegaron con vida, se mezcla en contraste con los vivos colores de las banderas, globos, peluches y velas de la ofrenda en memoria de los fallecidos. Mientras grababa un Periscope, me sorprendió la silenciosa llegada del gobernador de Florida Rick Scott quien improvisó arrollidarse y firmar una bandera puertorriqueña y dejar un ramo de flores a manera de condolencia.

No quiero pensar la cifra de muertos si el bar Pulse no se encontrara enclavado en una zona de al menos 6 hospitales a muy pocas cuadras de distancia. Recordé los pequeños muertos de la Guarderia ABC, quienes por cierto también fueron 49 durante el inolvidable incendio al parecer provocado. Según algunas versiones y un testigo de origen cubano que entrevisté, el Pulse tampoco tenía salidas de emergencia como la guarderia. Y es que todas las vidas valen lo mismo. Ya sea un menor, un adulto, un homosexual o un terrorista. Inocentes o culpables, todos son personas. Todos somos uno. Lamentable quienes expresaron como el político Jalisciense, que debieron haber sido 100 muertos en vez de 49 en el Pulse. Incluidos los religiosos o quienes gobernados por su ignorancia, prejuicios o doble moral, piensan como el sicópata Ómar Mateen, que el mundo sería mejor sin “ellos”. O como aquellos que aseguran que el PRI fue castigado en las urnas el pasado 5 de Junio por promover medidas a favor de los homosexuales. Ignorancia total.

A Ómar Mateen se le seguían los pasos desde el 2013 cuando se le asoció con Hezbolá y Al Qaeda. ¿En qué momento al FBI le pareció que no debía seguir investigándolo? No importa si tenía tendencias homosexuales reprimidas detrás de su homofobia al frecuentar el Pulse o chatear en aplicaciones para tener relaciones de este tipo, o si simplemente estaba reconociendo el terreno para su artero ataque donde con mas de 200 disparos, acabo con la vida de 49 personas, la mayoría latinas, e hirió al menos a 50. El hecho es que terminó con sus vidas en un acto homofóbico, anti latino y de terrorismo doméstico. Aún cuando supuestamente Isis se lo adjudicó, aún no se comprueba.

El proceso de duelo masivo será lento y diferente en cada caso segun Indhira Acosta, tanatologa del servivio de asistencia a victimas de la Florida. Lo que es un hecho, es que varios heridos que vivieron para contarlo, como el caso de 2 de los llamados “Los 3 Amigos”, sienten culpa por haber logrago sobrevivir. No es el único bar gay atacado en Orlando o en la Unión Americana.

En solo 1 semana Orlando, un destino relacionado con la diversión y el esparcimiento infantil, dio 3 noticias trágicas al mundo: El ataque en el nightclub Pulse, el asesinato de la cantante Christina Grimmie en manos de un admirador durante una firma de autógrafos, y la muerte de un menor de 2 años que acabo en las fauces de un cocodrilo durante una demostración en un lago artificial de un reconocido hotel de Disney donde la seguridad de los menores es el emblema.

Recuerdo cuando narré el breaking news para AL EXTREMO del ataque en San Bernardino, California. Se trató de otro par de lobos solitarios que juraron lealtad a Isis, un matrimonio al que no le importó dejar a su bebe huérfano para matar a 14 inocentes “en el nombre de Dios”.

Pero ser musulman no es ser terrorista. También en el uso de la palabra “terrorista” existe discriminación. El término no se uso para Dylann Roof un joven blanco que el año pasado disparó contra feligreses de una iglesia de afroamericanos en Carolina del Sur asesinando a 9 personas porque según dijo “los negros tienen que irse”. La prensa no lo llamó terrorista a pesar de que encajaba perfecto en la deficinición de terrorismo: “uso violento de actos para provocar pánico y tratar de lograr una meta política o ideológica”. Cuando una minoría pone en jaque a una mayoría para causar pánico.

El enemigo esta en casa. No importa si trabaja en conjunto, por o para el Estado Islámico, o si es un desquiciado, bipolar, golpeador y violento como describió la ex esposa a Mateen.

El ataque en Orlando reabre la polémica del uso y compra de armas. La balacera en el Pulse fue el tiroteo #133 del 2016 en la Unión Americana. Casi uno por día. Un negocio que esta costando muchas vidas. Quizá la solución sea aplicar exámenes sicométricos y sicológicos a quienes las pretenden adquirir. Reformar la segunda enmienda de la Constitución de EU que permite usar y portar armas como un derecho. Ojalá progrese la iniciativa del senador Chris Murphy para poner un alto a la violencia por el uso indiscriminado de armas.

Por cierto, hasta donde sé, no se ha dado a conocer ningún informe forense o de balística que confirme que las balas que lamentablemente mataron a los 49 del bar Pulse, provienen de un solo agresor. Insisto, me cuesta trabajo creer que un solo hombre logro tanta destrucción. ¿Su esposa es culpable por saber sus planes? Ya lo decidirá un jurado.

Ómar Mateen siendo un presunto desquiciado, ha polarizado y dividido a la sociedad, por increible que parezca, hay muchos a favor y en contra de su actuar, él representa a muchas personas “sanas psicológicamente”. Lo que veo en Mateen lo veo en la sociedad de México y EU. Casi un 50% de los mexicanos reprobó las medidas “pro homosexuales” que impulso Peña Nieto.

Isis esta involucionando, mutando. Su ideología permea tan hondo que en algunos casos ya no necesitan reclutar o entrenar soldados del mal. Basta hacerlo por su influencia ideológica y fanatismo en internet. Parece que seguimos igual o peor que después de la caída de las Torres Gemelas cuando a todos nos quedo claro que no estamos completamente a salvo en ningún rincón del mundo.

“El perdón no implica aceptar lo que el otro nos hizo. El perdón nos libera.” Fueron las palabras de la Reverenda Betty Deas pastor de Charleston, la iglesia que fue blanco del atentado donde murieron 9 devotos afroamericanos en Carolina del Norte y quien promueve el control de la venta de armas durante el primer aniversario de la masacre. “Tiene que llegar el día en que se dejen de vender. Enough is enough”.

No se pierdan el especial que estamos preparando para ustedes este domingo 8PM/7 Centro por la señal de Azteca. Entrevisté al Gobernador de Florida, Martín Iñiguez experto en Seguridad Nacional y a Adriana González experta en criminalística quien analiza el rostro de Ómar Mateen.